ARTE

Nuestro principal objetivo fotografía de Arte es reproducir fielmente los colores y texturas de la obra. Por tanto, el encuadre en este caso no es lo importante, ya que solamente hay uno: de frente al cuadro, con la cámara paralela a él. El reto para el fotógrafo es conseguir eliminar todos los brillos (en especial para óleos o cuadros con una capa de barniz protectora). Esto lo conseguimos con una adecuada polarización de los flashes y de la cámara y con el posicionamiento correcto de los mismos (en cuanto a distancia y ángulo respecto al cuadro).

 

El tercer factor es conseguir una iluminación homogénea del cuadro, ademas de fidelizar los colores del mismo.

 

Imágenes cedidas del trabajo realizado para el Autor linarense, Fernando Ibáñez.